sábado, 3 de noviembre de 2007

ECUADOR: Lucrecia Maldonado (1962)



Lucrecia Maldonado (Quito, 1962), profesora de español, lengua y literatura, y escritora sobre todo de narrativa, con cuatro volúmenes de cuentos: No es el amor quien muere (1994), Mi sombra te ha de hacer falta (1998), Todos los armarios (2002) y Como el silencio (2004). Su novela Salvo el Calvario obtuvo el premio Nacional de Literatura Aurelio Espinosa Pólit 2005, ha publicado también un volumen de poesía, Ganas de Hablar (2005) y uno de ensayo, Érase un niño que un día descubrió el aire de la calle (2006). Como narradora consta en algunas antologías, como Antología de narradoras ecuatorianas (Miguel Donoso Pareja), Cuentan las mujeres (Cecilia Ansaldo) y Antología básica del Relato Ecuatoriano (Eugenia Viteri) También está presente en la antología de poesía erótica femenina recopilada por Sheila Bravo, poeta ecuatoriana.

LO IMPOSIBLE

tutearnos

porque para qué

declararnos

porque cómo

hacer planes

porque cuándo

encontrarnos los cuerpos

porque dónde

separarnos las almas

porque nunca

querernos como todos

porque quiénes

dejarnos de querer

porque ni modo

1. ¿Cuáles son los tres títulos de la literatura universal a los que se acerca constantemente a releerlos?
Los cuentos de Julio Cortázar, especialmente de Bestiario, Final del juego y Queremos tanto a Glenda. La novela Noches Blancas de Dostoyevski. Depende de la época de la vida en que esté.

2. ¿Qué haría por obtener un ejemplar de la primera edición de algún libro famoso de la literatura y Cuál sería ese título?
No haría nada. Pienso que cualquier ediciòn sirve, pues un libro no es el objeto, sino el contenido. Y si consiguiera cualquier ejemplar de una primera edición muy valiosa, ya no podría dormir, por lo tanto no podría soñar ni inventarme nuevos cuentos.

3. ¿En qué libro ha encontrado su definición de "Vida"?
Todavía no encuentro la mía propia como para ponerme a buscarla en un libro.

4. ¿Qué historia de amor de la literatura le hubiera gustado vivir?
Ninguna, me encantan, me conmueven, pero si vemos con atención, todas son infelices, y las felices son muy aburridas.

5. ¿Qué obra de la literatura le gustaría ver en el cine?
No sé. Con frecuencia las obras de literatura vistas en el cine decepcionan un poco, salvo casos muy especiales como en el caso de Como agua para chocolate. He visto varias, unas me han gustado más, y otras menos, pero por el momento creo que no me interesaría particularmente ver ninguna más.

6. ¿Con qué autor de la literatura le hubiera gustado conversar y compartir en una velada bohemia?
Con Julio Cortázar, con cualquiera de "Los que se van", con César Dávila. con muchísimos, con todos.

7. ¿A qué autor de la literatura universal considera injustamente olvidado?
Pienso que, por ejemplo, a Cortázar no se le da ya actualmente la valoración que merece. Otro que se va olvidando en nuestros días es Tolstoi. No sé, creo que es una pregunta difícil de contestar, pues cada época resucita u olvida a sus artistas y escritores.

8. ¿A qué autor de la literatura universal considera sobre valorado por la crítica y el tiempo?
Sin quitarle lo genial, ahora último a Gabriel García Márquez, por obra y gracia del Marketing.

9. ¿Qué personaje de la literatura le hubiera gustado que exista, efectivamente?
Creo que todos existen efectivamente, si no no se hablaría de ellos, pero si me toca escoger alguno, la verdad no sé cuál sería. Los presonajes más bellos y conmovedores de la literatura son seres demasiado atormentados, demasiado confilctivos, por un lado, o demasiado etéreos y angelicales por otro. Además, si existieran efectivamente ¿estarían en la literatura? ¿podríamos encontrarnos alguna vez con ellos, ser amigos, compartir cosas? Por eso, pienso que mejor los dejamos donde están, donde los conocimos, donde los quisimos y donde nos hicimos sus amigos, donde existen efectivamente, que es en la literatura.

10. ¿En qué personaje de la literatura se ha visto reflejado en virtudes y defectos?
En muchos: en las culpas de Raskolnikov, en la esperanza frustrada de Nastenka, en el alucinado motociclista - moteca de "La noche boca arriba", en la locura del Quijote y el sentido práctico de Sancho, en el intercambio de esas dos características, en el espíritu aventurero de Naún Briones, en la dicotomía moral de Ana Karenina, y en fin. es demasiado largo contestar esta pregunta.

11. ¿Cuáles son las cinco palabras que utiliza con obsesión en su literatura?
Tendría que revisar toditos mis cuentos y poemas en este momento, y la verdad, me da pereza.

12. ¿Con qué está comprometida su literatura?
Conmigo, con lo y los que amo, con mis fantasmas interiores, con los puntos de contacto entre esos fantasmas y los fantasmas de los demás. Con el gusto y el disfrute de escribir.

13. ¿Cómo sería su vida sin la literatura?
No sería.