viernes, 28 de septiembre de 2007

COLOMBIA: John Jairo junieles (1970)


JUNIELES ACOSTA John Jairo (Sincé, Colombia, 1970). Vivió muchos años en Cartagena de Indias donde realizó estudios de Derecho y Ciencias Políticas, y cursos de periodismo en la Fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano. Actualmente vive en Bogotá. Ha publicado: Papeles para iniciar el fuego (poesía), Temeré por mí al final de estas de líneas (prosa poética), Canciones de un barrio en la frontera (Premio Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá, 2002). Su libro más reciente es: El temblor del kamikaze (cuentos). Fue periodista del diario El Universal, de Cartagena, y del Festival de Cine y Televisión de Cartagena. Ha sido docente de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. Actualmente es colaborador de las revistas Víacuarenta de Barranquilla, Noventaynueve de Cartagena, Barcelona Review, de España, y Cultural Hispanic Review, de Estados Unidos. Sus cuentos han obtenido el Premio Nacional de Cuento Metropolitano, Universidad Metropolitana de Barranquilla, y el Premio Nacional de Cuento Universidad Externado de Colombia, Bogotá. Actualmente es becario nacional de novela del Ministerio de Cultura de Colombia, y prepara la investigación: Apuntes para una historia de la literatura del Caribe Colombiano, siglo XX.

1. ¿Cuáles son los tres títulos de la literatura universal a los que se acerca constantemente a releerlos?

Luz de Agosto, de William Faulkner, El Gran Gatsby, de Scott Fitzgerald, y La ciudad y los perros, de Mario Vargas Llosa .

2. ¿Qué haría por obtener un ejemplar de la primera edición de algún libro famoso de la literatura y Cuál sería ese título?

Haría lo mismo que se hace por conquistar a quien se ama. El libro sería la primera edición de Cien años de soledad

3. ¿En qué libro ha encontrado su definición de “Vida”?

En Las meditaciones, de Marco Aurelio, y en la experiencia humana de Jean Valjean, personaje de Los miserables, de Víctor Hugo.

4.¿Qué historia de amor de la literatura le hubiera gustado vivir?

De alguna extraña manera viví una historia libresca, semejante a la de “Sobre héroes y tumbas” de Ernesto Sábato. Todos hemos amado a alguna Alejandra, y hemos terminado huyendo al fin del mundo con tal de sobrevivir a su recuerdo, y reinventarse. Martín del Castillo, el personaje de Sábato, se marchó al extremo sur de la Patagonia, yo me fui al extremo norte del Caribe colombiano, a la península de La Guajira, un desierto en la frontera habitado por indios, contrabandistas, músicos vallenatos e inmigrantes árabes.

5. ¿Qué obra de la literatura le gustaría ver en el cine?

Cien años de soledad, es perfectamente imaginable, cuadro por cuadro, secuencia por secuencia. El director ideal sería David Lynch.

6. ¿Con qué autor de la literatura le hubiera gustado conversar y compartir en una velada bohemia?

Con un juglar de la música vallenata, compositor de crónicas cantadas: Alejandro Durán.

7. ¿A qué autor de la literatura universal considera injustamente olvidado?

Olvidado no, pero aún no se ha reconocido suficientemente su obra, el peruano: José María Arguedas. Un caso similar es el escritor colombiano Héctor Rojas Herazo, quien introdujo –junto a Gabriel García Márquez y Álvaro Cepeda—la modernidad literaria en Colombia.

8. A qué autor de la literatura universal considera sobre valorado por la crítica y el tiempo?

No respondamos una pregunta que sólo el tiempo puede. Fuera de cualquier categoría de valoración estética, el tiempo me ha enseñado a respetar la vocación artística del ser humano. Quien escribe --aunque no sepa hacerlo, según gustos y criterios de tiempo y moda-- es alguien que quiere dejar la huella de su voz, y con ella habla ya toda la especie. Toda escritura nace de la soledad y busca compañía, esa es la esencia de la naturaleza humana.

9. ¿Qué personaje de la literatura le hubiera gustado que exista, efectivamente?

Jay Gatsby personaje de El gran Gatsby de Scott Fitzgerald.

10. ¿En qué personaje de la literatura se ha visto reflejado en virtudes y defectos?

Un poco del barro con que se amasaron los cadetes de La ciudad y los perros de Vargas Llosa, ablandados por el espíritu de Lena Grove de Luz de agosto, de Faulkner, y el Gatsby de Scott Fitzgerald.

11. ¿Cuáles son las cinco palabras que utiliza con obsesión en su literatura?

Baldío, perros, calles, soledad, amor.

12. ¿Con qué está comprometida su literatura?

Con todo aquello que invite al ser humano a un imposible: recobrar su inocencia. Con aquello que lo ayude a ser menos autodestructivo, y aprenda a amar desde una lucidez fraterna. Roberto Rossellini, nos decía: el hombre ha perdido todo sentimiento heroico de la vida. Es preciso devolvérselo, porque el hombre es un héroe. Cada hombre es un héroe. La lucha cotidiana es una lucha heroica.

13. ¿Cómo sería su vida sin la literatura?

Un payaso está agachado en la calle bajo un poste de luz buscando desesperadamente algo. Al verlo, un caminante le pregunta: ¿haz perdido algo? Mis llaves, responde el payaso. ¿Y no las encuentras?, pregunta el caminante. Es que las perdí más allá, dice el payaso. Y entonces por qué las buscas ahí?, pregunta el otro. “Porque aquí es donde hay luz”, dice el payaso.

A veces es necesario alejarse de la luz, para internarnos en la oscuridad, porque es ahí donde están las cosas que buscamos. Mi vida sin la literatura sería lo suficientemente aburrida, como para jugar ruleta rusa con tres balas en la manzana.